Tania Sánchez, bajo sospecha