Fuentes del caso aseguran que no había restos de sangre en la piqueta del rescate de Julen