"Los reyes están preocupados"