El presunto asesino de la última víctima de violencia de género tenía 7 denuncias de parejas anteriores