El primer testigo del accidente