Los profesores catalanes niegan el adoctrinamiento en las escuelas de Cataluña