'En el punto de mira' se infiltra en una discoteca conflictiva de Cornellá