‘En el punto de mira’: la pesadilla de los vecinos conflictivos