La reacción de Fran al polígrafo