Un embargo de 720.000 euros amenazaría la venta de la casa de David Bustamante y Paula Echavarría