Sosa cáustica, palomitas y alcohol: la compra de Raúl antes de deshacerse del cadáver de Romina