Isabel: "A la semana de estar aquí ya pensaba que esto era una cárcel"