Francisco Nicolás tenía una estrategia para cambiar la imagen de Ana Botella