Según los investigadores, los abusos se producían en tutorías personalizadas