La Audiencia Provincial cree que los encuentros de la menor de Aranjuez con su padre y sus abuelos paternos pueden desestabilizarla