Bárcenas, irónico y altivo ante el juez