Así ha sido la declaración de la Infanta