El Rey pidió al fiscal Torres Dulce que tratara a la Infanta como una ciudadana más