Iñaki Urdangarin y Diego Torres charlan en el banquillo de los acusados