Castro, tranquilo ante la declaración de la Infanta