Santi Zhan fue secuestrado por siete compatriotas chinos