La defensa de Isabel Pantoja alude a la situación de Infanta Cristina para explicar que la tonadillera no debió ser imputada