La defensa de Urdangarin podría haber barajado la posibilidad de que no declarara