Diego Torres sitúa en el punto de mira al secretario de las Infantas