El Príncipe mantiene la distancia con la familia de la Infanta Cristina