Antes de fundar Nóos, Urdangarin expuso a un amigo sus anhelos profesionales