La Infanta Cristina guarda silencio sobre su imputación