La Infanta vuelve al trabajo y se relaja con la prensa