Joan Vila: "Cuando las veía muertas pensaba que estaban bellas"