José Laparra asaltó la casa de una vidente para recuperar su dinero