"Me sentía como una prostituta"