La mujer del hijo de Satán asegura que no hay pruebas contra su marido