Oscar Pistorius se sienta en el banquillo por el asesinato de su novia