La policía asegura que las grabaciones de Francisco Nicolás están manipuladas