Los presos sombra de Bretón y los funcionarios siguen declarando