Torres ha aportado al juez varios correos entre un empleado de Nòos y Corinna