Urdangarin trasladó a Casa Real su intención de cobrar entre 1.000 y 1.500 usar la garita de seguridad