Zapatero podría haber estado presente en una reunión para gestar los contratos de Nóos