PSOE como tercera fuerza política