Ana Botella y Esperanza Aguirre dan la callada por respuesta