¿Cómo nos ven los alemanes?