Rigau, consejera de educación de Cataluña: "Estudiar en castellano en escuelas públicas significa dividir nuestra población juvenil"