El fracaso escolar en el barrio del Príncipe, uno de los más elevados de España