Miguel Rabaneda hace una auditoría en plena calle