Muchos temporeros inmigrantes malviven en Valdepeñas durante la vendimia