El sector de la madera está hundido y el gran polígono de la zona se ha quedado abandonado