Tamara Gorro: "Para Lydia tres metros es una barbaridad y yo me alegré un montón"