Los vecinos cercanos a las chabolas denuncian robos e insalubridad