Venta de vehículos en la vía pública: concesionarios que escapan de controles