Nadia nació cuando su padre estaba en prisión